Alimentos ricos en Omega 3 y sus propiedades

Vitamina F, Aceite de pescado, Omega 3 y 6, Ácidos grasos esenciales… No te líes que todo se refiere a lo mismo. Uno de los suplementos más estudiados pues ayuda a prevenir la primera causa de muerte del mundo (la enfermedad cardiovascular). Empezó siendo “sólo” un protector de salud cardiovascular y hoy se ha convertido una vitamina con infinidad de propiedades para la salud.

el omega 3

El omega 3 es un ácido graso esencial, es decir, nuestro cuerpo no es capaz de producirlo por sí mismo. Por tanto, la única forma de conseguirlo es añadiéndolo a la dieta a través de alimentos que posean una elevada cantidad de esta vitamina.

ALIMENTOS MÁS RICOS EN OMEGA 3

Estos son los alimentos con más omega 3 del mundo:

los alimentos con más omega 3 del mundo

pescados: caballa, salmón, atún.

aceite de lino (que posee 70 veces más omega 3 que el de oliva).

semillas y frutos secos: semillas de lino, semillas de chía, nueces, almendras, quinoa.

verduras: brocoli, espinacas, col rizada.

Os preguntaréis, y con razón, por qué he puesto el omega 3 en el menú de suplementos si existen tantos alimentos que lo llevan. La razón es que estos alimentos también poseen gran cantidad de omega 6, y esto puede que no sea tan beneficioso… Veréis, nuestro cuerpo necesita mantener un ratio omega 3-omega 6 que debería ser 1:1, esto quiere decir que debemos consumir la misma proporción de omega 3 y omega 6.

Hoy en día, los humanos llevamos una dieta muy alta en omega 6 (huevos, aceite de girasol, carnes rojas…), lo que conlleva perder ese ratio saludable. Es por ello que, aparte de consumir los alimentos antes citados, es siempre recomendable suplementarse con omega 3. De esta forma, te aseguras de aprovechar todos los beneficios que citaré a continuación.

BENEFICIOS Y PROPIEDADES DEL OMEGA 3

propiedades comprobadas científicamente del omega 3

-El omega 3 es útil en la prevención de accidentes cardiovasculares, la enfermedad que más muertes causa en el mundo. De hecho, actúa frente los factores de riesgo que provocan estas enfermedades:

1) Tiene la propiedad de disminuir los triglicéridos en sangre (estudio y estudio).

2) Puede ayudar a disminuir la tensión en personas con hipertensión (estudio).

3) Mejora función del endotelio (el tejido que recubre todos los vasos sanguíneos) y reduce las moléculas proinflamatorias (estudio).

4) Reduce la agregación de las plaquetas, por ende disminuye la probabilidad de sufrir un infarto por trombosis (estudio).

-Ayuda a perder grasa corporal y a adelgazar, debido a que aumenta la oxidación lipídica (estudio).

-Cuida la salud de tus ojos. La retina tiene entre sus componentes el DHA (un tipo de omega 3) y su déficit provoca enfermedades oculares. De hecho, se cree que puede prevenir la DMAE (degeneración macular asociada a la edad), que es una causa importantísima de ceguera en mayores de 60 años (estudio).

-Puede aliviar los síntomas de depresión en embarazadas (estudio) y en depresión bipolar (estudio).

-Se ha utilizado satisfactoriamente para tratar el trastorno de déficit de atención e hiperactividad o TDAH en niños (estudio).

-En el tratamiento del Lupus eritematoso sistémico se han hallado resultados muy prometedores (estudio y estudio).

-Ayuda a mejorar la función cerebral, pues se ha evidenciado una mejora en la memoria y aprendizaje de personas mayores (estudio). Asimismo, en jóvenes estudiantes de medicina se comprobó una reducción de la ansiedad (estudio).

– ¡Ah, se me olvidaba! Si quieres que tu hijo tenga menos posibilidades de sufrir diabetes sería interesante que le des omega 3  en su primer año de vida, sino me crees mira este estudio realizado en Noruega.

SUGERENCIA

Lo primero que debéis hacer es empezar a comer los alimentos con más omega 3, si es que no lo haces aún, sobre todo te recomiendo las semillas de lino y la chía (los reyes del omega 3).

Luego, intenta que la carne roja y huevos que compres sean de animales alimentados con pasto natural en vez de cereales. Y olvídate de aceites vegetales refinados como el de soja o girasol, que además contienen grasas trans. Con todo esto lograrás disminuir la bastante la cantidad de omega 6 de tu dieta (recuerda que había que mantener el ratio saludable 1:1).

Finalmente, supleméntate con cápsulas de aceite de pescado, la forma más fácil de asegurarte que das a tu cuerpo el omega 3 que él no es capaz de producir.

COMPRAR

El lino: sólo he probado el aceite de linaza, pero no lo tomo pues me disgusta su sabor. Hay cápsulas de aceite de lino, pero yo optaría por las de aceite de chía, para aprovecharte de sus numerosas propiedades de la chía (aparte del omega 3).

La chía:

-Las semillas de chía sí las tomo, son un básico en todos mis desayunos. Mis favoritas son estas.

-Si no te gustara el sabor de las semillas,siempre puede optar por tomar las cápsulas de aceite de chía. Si no quereis gastar mucho dinero podéis comprarlas en Amazon.es

Cápsulas de omega 3 (aceite de pescado): Yo me tomo éstas porque vienen 365 y así me duran un año, pero comprad las que queráis pues son todas muy asequibles.

ADVERTENCIA: el aceite de pescado es muy sensible a la oxidación. Debéis aseguraros que las cápsulas vengan en un bote opaco para que no le de la luz y deberéis colocarlo en un lugar seco y fresco (en verano sería recomendable ponerlo en la nevera).

CONCLUSIÓN

Por desgracia, cada día nos intentan vender más suplementos mágicos. Sí, esos que prometen mejorar la salud y curarnos de todo tipo de enfermedades.  Es luego investigando, cuando uno se da cuenta de que sus supuestos beneficios no tienen base científica alguna. ¡Si algo os suena demasiado bonito para ser cierto, seguramente sea sólo bonito!

Con tanta publicidad engañosa pensé que el omega 3 podría ser otro engaño comercial, pero afortunadamente me he equivocado…

… ¡Hay pocos suplementos que sean efectivos, pero este sí lo es!

¡Espero que hayáis disfrutado de la lectura!