La arcilla verde: Sus propiedades y cómo hacer la mascarilla

Hacer una mascarilla de arcilla verde es facilísimo y los resultados son espectaculares. Si tienes acné, artritis, celulitis, pelo graso o te has quemado tomando el sol, pruébala. Existe un antes y un después tras utilizar la arcilla verde ¡Esto no lo digo yo, lo dice la ciencia!

la arcilla verde

La arcilla es un suelo o roca sedimentaria que se forma a partir de la descomposición del granito. En la naturaleza existen arcillas de distintos colores (roja, blanca y verde) según las impurezas que contengan.

Hoy hablaremos de la arcilla verde, cuyo color característico se debe a los óxidos de hierro ferroso y de magnesio. Ésta es la más utilizada en cosmética y salud, ya que sus propiedades la convierten en el mejor remedio para casi todo.

PROPIEDADES Y USOS

-Su gran poder absorbente elimina la grasa, las toxinas y los microbios de la piel. Este es el motivo por el que es altamente recomendada para personas con pieles grasas y tendencias al acné.

-Es cicatrizante, de manera que se puede utilizar en heridas y cortes de la piel para la renovación celular de los tejidos.

-Posee un efecto sedante sobre quemaduras de la piel, incluidas las producidas por el sol. Además, si se aplica a tiempo puede prevenir la aparición de las molestas ampollas.

-Se puede utilizar como antiinflamatorio en dolencias como la artritis. Asimismo, reduce el dolor de lesiones musculares y esguinces.

-Su capacidad para estimular la circulación sanguínea y linfática la convierten en un tratamiento eficaz contra la celulitis.

-A todo ello debemos sumar su efecto relajanterefrescante y su aporte de elasticidad a la piel; lo que la hace una gran aliada para combatir el estrés.

¿CÓMO SE USA?

mascarilla de arcilla verde

Su uso más conocido es en forma de mascarilla facial. Para hacerla debes mezclar la arcilla con agua a partes iguales y aplicar la pasta resultante en la cara (evitando la zona de los ojos y la boca). Finalmente, deja actuar 15-20 minutos y retira con agua tibia. Se recomienda: no usar agua de grifo y mezclar con utensilios de madera, con el objetivo de no alterar las propiedades de la arcilla verde.

También existe la posibilidad de aplicarla en el cuero cabelludo, muy recomendable en personas con cabello graso. Por si fuera poco, la arcilla limpiará en profundidad nuestra melena, eliminando los restos de los productos capilares que utilizamos a diario. Aplícala en el pelo durante 30 minutos y luego utiliza tu acondicionador habitual.

Si no te gusta mancharte las manos preparando la pasta de arcilla, yo te recomendaría comprarla en formato crema. La encontrarás fácilmente en parafarmacias, herbolerías y tiendas de productos dietéticos. Eso sí, asegúrate que sus ingredientes sean sólo agua y arcilla verde.

CONCLUSIÓN

La arcilla verde es un producto barato, muy accesible y que mejorará nuestra piel en todos los aspectos. No tenemos excusas para no incorporarla en nuestro día a día.

Ya sabes cómo se usa y que propiedades tiene, es decir, sabes la teoría. A qué esperas para ponerla en práctica...

COMPRAR

La opción más barata es sin duda la arcilla seca en polvo, que es la que yo uso habitualmente. Yo siempre la compro online porque sale tirada de precio, creo que la más barata se vende en Amazon.es

Si no te gusta ensuciarte las manos haciendo la mascarilla puedes optar por el formato preparado en bote. Yo compré ésta para emergencias . La verdad que es muy útil cuando tienes prisa o sólo necesitas usar una pequeña cantidad.

¡Espero que hayáis disfrutado de la lectura!

[Votos: 1 Valoración: 5]